Reemplazar caminos de terracería por carreteras de concreto, meta de AMLO

Al poner en marcha el Programa de Pavimentación de Caminos a Cabeceras Municipales en el Ayuntamiento de San Juan Evangelista Analco, en Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador comunicó ayer que a partir del 2019 se destinarán recursos por 2 mil 500 millones de pesos para la construcción de caminos por comunidad, hasta llegar a los 14 mil millones para la pavimentación de vialidades y para que todas las localidades cuenten con estos accesos. La meta, según el gobierno federal, es que al final del sexenio desaparezcan las vías de terracería de todo el país y sean sustituidas por carreteras de concreto.


Más tarde, presentó el Programa Nacional de Infraestructura Carretera, que tiene como prioridades el mantenimiento a las obras de infraestructura y la culminación de obras inconclusas. En San Juan Evangelista Analco, en la Sierra Norte de Oaxaca, cuyo acceso es por un camino de terracería de 8 kilómetros, López Obrador entregó en propia mano a las autoridades municipales los cheques con recursos para que, con mano de obra de los propios pueblos locales, se construyan carreteras de concreto y sin ayuda de contratistas.


Destacó que “en el presupuesto para el año próximo habrá una cláusula en donde se van a poder entregar de manera directa los recursos federales a los municipios de usos y costumbres de Oaxaca”, dinero que provendrá del combate a la corrupción y de la eliminación de lujos en el gobierno.


También dejó en claro que su gobierno buscará que las comunidades decidan por ellas mismas la forma en que utilizarán los recursos, por lo que les recomendó no contratar a empresas, sino a la gente de la región para que sean ellos mismos los obreros y que el dinero se quede en la localidad, apoyados con capacitación técnica de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).